Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¡Patagonia desatada! La guía de viaje definitiva de Torres del Paine en invierno.

Torres del Paine in Winter

¡Hola y bienvenidos a todos los entusiastas viajeros y aventureros! Mi nombre es Pablo Banfi, fundador de KMS Travel, y estoy encantado de compartir con ustedes mi pasión por uno de los lugares más impresionantes de la tierra: El Parque Nacional Torres del Paine en la Patagonia Chilena; Como un entusiasta por los viajes, he tenido la suerte de visitar innumerables destinos en todo el mundo, pero las Torres del Paine ocupan un lugar especial en mi corazón. Este majestuoso parque nacional ofrece una combinación única de maravillas naturales, vida salvaje y actividades al aire libre que simplemente te dejan sin aliento.


Pero hoy vamos a conversar de algo distinto. Quiero compartirles por qué visitar las Torres del Paine en invierno puede ser una experiencia inolvidable. Mucha gente piensa en la Patagonia (y en Chile) como un destino de verano, y si bien es cierto que los meses más cálidos atraen muchos turistas, el invierno en las Torres del Paine es un tesoro escondido que no debe dejarse pasarse por alto.


En este blog, los quiero llevar a un viaje a través de las maravillas de Torres del Paine en invierno y les voy a mostrar todas las fabulosas actividades y experiencias que pueden disfrutar esta temporada. Desde trekkings hasta fotografía, observación de vida silvestre y cultura, hay algo para todos en este mágico lugar.
Así que acomódense, relájense y déjenme llevarlos en un viaje a través de las maravillas de las Torres del Paine en invierno. ¡Prepárense para sentirse inspirados y espero verlos pronto en Chile!

Índice

Primeras impresiones

Desde que pisé por primera vez los impresionantes paisajes de la Patagonia, supe que había encontrado un lugar que ocuparía para siempre un espacio privilegiado en mi corazón y en mi mente; Las imponentes montañas, los lagos turquesa y los extensos glaciares del Parque Nacional Torres del Paine me cautivaron como ningún otro lugar de la Tierra; Como principiante que era, me atraían los famosos caminos hacia el Mirador Base Torres, el Glaciar Grey, y el Trek de la W, ese que dura varios días, o el aún más extenso O Trek, este último, aún en mi lista de deseos; Cada paso que daba me acercaba a la naturaleza y me alejaba del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana.

En la Patagonia chilena, descubrí el amor por la observación de vida silvestre, acampar, navegar en kayak, caminar sobre hielo, montar a caballo, andar en bicicleta y más. Estas actividades me permitieron sumergirme en la belleza de Torres del Paine y apreciar de verdad las maravillas de este mágico lugar.
Sin embargo, fue durante una visita a principios de invierno cuando experimenté la verdadera esencia de la Patagonia; Con menos visitantes y un ambiente sereno, sentí como si hubiera viajado en el tiempo hacia un mundo que no había sido tocado por la modernidad. Todo cubierto de nieve y el aire fresco del invierno le dieron ese toque adicional de aventura y emoción a mis paseos. Mientras exploraba el parque, me di cuenta de que este era un aspecto de la Patagonia que debía ser compartido con el mundo. La tranquilidad y belleza de las Torres del Paine en invierno son incomparables, y sabía que tenía que hacer algo para promover esta increíble experiencia.

Por eso fue que me decidí a escribir estas líneas y querer fomentar las Torres del Paine en invierno, entre mayo y agosto, aproximadamente; Mi objetivo es compartir mi pasión por la Patagonia e inspirar a otros a embarcarse en sus propias aventuras invernales en esta impresionante región. Espero así animar a más personas a descubrir la magia de las Torres del Paine durante los meses de invierno y a que construyan sus propios recuerdos inolvidables.
Los invito a este viaje mientras exploramos las maravillas de la Patagonia y descubrimos los secretos de las Torres del Paine en invierno. Juntos, dejémonos llevar por el espíritu de aventura y enamorémonos de este encantador lugar del mundo.

Torres del Paine in Winter
Torres del Paine in Winter

¿Cómo llegar allá?

La forma más rápida y conveniente de llegar al Parque Nacional Torres del Paine desde Santiago es por vía aérea. Nota al margen: Chile no pide casi nada más que su pasaporte para venir acá. Normalmente vuelo a Puerto Natales (PNT), que es el aeropuerto más cercano al parque, y el tiempo de vuelo es de alrededor de 4 horas. La distancia entre Santiago (SCL) y Puerto Natales es de aproximadamente 2.000 kilómetros (1.243 millas). Estos vuelos hacen escala en Puerto Montt (PMC) pero no necesitarán un cambio de aviones o conexión. Desde Puerto Natales, pueden tomar un bus compartido o reservar un tour privado y un vehículo para llegar al parque. El viaje desde Puerto Natales al Parque Nacional Torres del Paine toma aproximadamente 115 kilómetros (71 millas) en bus o automóvil.

La forma más rápida y simple de llegar al Parque Nacional Torres del Paine desde Santiago es en avión; Nota al margen: Chile no pide casi nada más que el pasaporte para venir de visita. Normalmente vuelo a Puerto Natales (PNT)que es el aeropuerto más cercano al parque, con un tiempo de vuelo de unas 4 horas; La distancia entre Santiago (SCL) y Puerto Natales es de aproximadamente 2.000 kilómetros; Estos vuelos hacen escala en Puerto Montt (PMC) pero no requieren de cambio de avión ni hacer alguna conexión; Desde Puerto Natales, pueden tomar un bus compartido o reservar un tour privado y un vehículo para llegar al parque. El viaje desde Puerto Natales al Parque Nacional Torres del Paine toma aproximadamente 115 kilómetros (71 millas) en bus o automóvil.

O también, podría haber volado desde SCL a Punta Arenas (PUQ), que se encuentra más al sur de Puerto Natales. El tiempo de vuelo de Santiago a Punta Arenas es de alrededor de 3,5 horas, con una distancia de aproximadamente 2.150 kilómetros (1.335 millas) entre las dos ciudades. El viaje de Punta Arenas a Puerto Natales toma aproximadamente 250 kilómetros (155 millas) manejando.

OK, pero ¿qué es la Patagonia?

La Patagonia, región geográfica compartida por Chile y Argentina, se extiende desde la parte sur de la Cordillera de los Andes hasta las pampas, lagos y fiordos del oeste. El nombre de «Patagonia» alude a los indígenas que habitaban estas tierras mucho antes de que los europeos llegaran para colonizarlas; En realidad, el nombre alude al mito de hombres gigantes, tal como lo cuentan los primeros exploradores europeos.
La historia de las Torres del Paine y de la Patagonia chilena es rica y compleja, moldeada por una multitud de factores a lo largo de los siglos. Los indígenas que vivieron en esta parte de la Patagonia durante miles de años antes que los europeos fueron los tehuelches o aonikenk. Eran cazadores-recolectores que vivían de la tierra, y sus vidas las llevaban de acuerdo con los ritmos de la naturaleza;

Los primeros europeos en llegar a la zona fueron el explorador portugués Fernando de Magallanes y su tripulación en 1520. Fueron los primeros en navegar por el estrecho (que ahora lleva su nombre) y completar la circunnavegación del mundo. Los europeos trajeron consigo nuevas enfermedades y tecnologías que alterarían fundamentalmente la forma de vida en la Patagonia.
A fines del siglo XIX y principios del XX, los europeos comenzaron a explorar la región de la Patagonia. En 1877, el explorador británico Thomas Bridges llegó a la zona y se convirtió en uno de los primeros europeos en establecer contacto con los pueblos indígenas. Bridges jugó un papel decisivo en la documentación de las culturas y los idiomas de los tehuelches, y su trabajo sigue siendo importante hasta el día de hoy

Chile comenzó a afirmar su soberanía sobre la región de la Patagonia a finales del siglo XIX y el gobierno estableció varios asentamientos y campos en la zona. Sin embargo, las duras condiciones y el aislamiento de la Patagonia dificultaron la vida de muchos de los colonos, y la mayoría finalmente se fue. La cría de ovejas se convirtió en una industria importante en la Patagonia a principios del siglo XX, con el establecimiento de muchas y grandes estancias. La creación del Parque Nacional Torres del Paine en 1959 marcó un punto de inflexión en la historia de la región, ya que el gobierno chileno trató de proteger los ecosistemas únicos y frágiles de la zona; Torres del Paine cubre un área de más de 2.400 kilómetros cuadrados y es el hogar de una gran variedad de flora y fauna, y es particularmente famoso por sus imponentes picos de granito, incluidas las icónicas Torres. Desde el establecimiento del parque, el turismo se ha convertido en una industria importante para la región. Visitantes de todo el mundo vienen a conocer la belleza natural de Torres del Paine y la Patagonia, y la economía de la región se ha ido transformando como consecuencia de ello; Sin embargo, el turismo también ha traído consigo varios desafíos, incluidos la degradación ambiental, el hacinamiento y los conflictos entre visitantes y lugareños. Después de todo, es una Reserva de la Biosfera de la UNESCO que toda la humanidad tiene que cuidar.

Puerto Natales

Para empezar, creo relevante mencionar que existen alojamientos de primer nivel dentro del parque. Muchos de ellos ofrecen servicios todo incluido. Ahora bien, también creo recomendable hospedarse en una de las variadas opciones en Puerto Natales. Personalmente, me he alojado en ambas partes con una muy buena experiencia en general, y todo en realidad va a depender de sus intereses personales.

Puerto Natales es una pequeña y linda ciudad junto al Canal Señoret en la Patagonia chilena y sirve como un estupendo trampolín para explorar el impresionante paisaje del Parque Nacional Torres del Paine. . Al igual que Punta Arenas y toda la Región de Magallanes (nombre oficial de la zona), su zona horaria es GMT -3 (Santiago y el resto de Chile Continental es GMT -4).
Puerto Natales fue fundado en 1911 como centro para la industria ganadera ovina. La ciudad desempeñó un papel vital en el desarrollo de la región patagónica a principios del siglo XX, ya que era un puerto de salida clave para las exportaciones de lana. Hoy, Puerto Natales es una ciudad vibrante que sirve principalmente como base para los viajeros que vienen a explorar el Parque Nacional Torres del Paine.

La ciudad tiene una población de alrededor de 20,000 personas, lo que la convierte en un lugar pequeño y amigable para visitar. Sus habitantes son acogedores y hospitalarios, y la ciudad tiene un ambiente relajado y agradable.
Puerto Natales cuenta con una gama de servicios para que su estadía sea cómoda y placentera. Hay muchos hoteles, casas de huéspedes y hostales para elegir, así como restaurantes, bares y tiendas. El pueblo también cuenta con un hospital, una farmacia y supermercados, por lo que pueden fácilmente conseguir cualquier cosa que necesiten.
Puerto Natales posee una escena gastronómica y de bebidas bastante animada, con una variedad de bares y restaurantes para todos los gustos y presupuestos. La ciudad es conocida por sus mariscos, que se capturan frescos de las aguas circundantes.
En resumen, Puerto Natales es un pueblo encantador y digno de visitar y que sirve como punto de inicio para explorar el Parque Nacional Torres del Paine y esta parte de la Patagonia. Tiene una rica historia, una población acogedora y muchas comodidades, incluida una variedad de restaurantes y bares para todos los gustos y presupuestos.

¿Qué hacer en las Torres del Paine?

El Parque Nacional Torres del Paine es un paraíso para los amantes de la aventura, con una enorme variedad de actividades al aire libre para disfrutar, y además uno de los parques que integran la increíble Ruta de los Parques, extraordinaria iniciativa pro-preservación. Como alguien que ya ha visitado el parque varias veces, puedo dar fe de que el parque es un destino obligado para los viajeros más entusiastas que andan en búsqueda de experiencias inolvidables. La primera vez que estuve en el Parque Nacional Torres del Paine, quedé impresionado por la espectacular belleza del todo el paisaje. Los picos altísimos, los glaciares resplandecientes y los lagos de cristal eran realmente impresionantes. Como amante de la naturaleza, anhelaba poder explorar todo lo que este parque podía ofrecerme;

¡LosTreks: La W y los demás!

Una de las cosas más populares para hacer en las Torres del Paine es decidirse por uno de las muchos trekkings disponibles en el parque. El Trek de la W es el más famoso del parque, y por una buena razón. Su nombre proviene de la forma de la ruta. Esta caminata nos lleva a través de algunos de los paisajes más impresionantes del parque, incluido el Glaciar Grey, el Valle Francés y las famosas torres. El Trek de la W en el Parque Nacional Torres del Paine es una popular ruta de senderismo, probablemente uno de los recorridos más famosos del mundo y que lleva a los viajeros a través de algunos de los paisajes naturales más impresionantes de la Patagonia. Aunque la ruta es conocida por sus exigentes terrenos y sus impresionantes paisajes, mucha gente cree que solo es posible completarla durante los meses de verano; Sin embargo, con el equipo y la preparación adecuados, el W Trek es una aventura fantástica para emprender durante el invierno. El tiempo en la Patagonia puede ser impredecible, incluso en los meses de verano, por lo que es importante estar preparado para cualquier eventualidad; Durante la temporada de invierno, las temperaturas pueden caer por debajo del punto de congelación y la nieve y el hielo pueden cubrir los senderos. Sin embargo, nos saltamos la temporada de viento, que ocurre en otras épocas del año y que a veces es realmente impactante. Con la ropa, el equipo y los conocimientos adecuados, es posible recorrer los senderos con seguridad y disfrutar de la belleza natural del parque;

El W Trek generalmente se completa en cuatro o cinco días, cubriendo una distancia total de alrededor de 50 millas (80 kilómetros). La caminata se divide en tres tramos principales, cada uno de los cuales ofrece sus propios desafíos y recompensas. La primera etapa de la W lleva a los excursionistas a través del Valle Ascencio, pasando por el impresionante Monte Almirante Nieto y las imponentes Torres del Paine. Este tramo se considera el más difícil, con pendientes pronunciadas y terreno rocoso. Sin embargo, las vistas desde la cima bien valen el esfuerzo, especialmente durante la temporada de invierno, cuando los picos cubiertos de nieve ofrecen un contraste impresionante con el azul del cielo.

La segunda etapa de la caminata lleva a los excursionistas a través del Valle del Francés, pasando por el Glaciar Francés y las aguas verde esmeralda del lago Nordenskjöld. Este tramo de la caminata es un poco más fácil que el primero, con pendientes más suaves y un sendero bien marcado. Sin embargo, durante el invierno, el sendero puede estar cubierto de nieve y hielo, por lo que es importante llevar el equipo adecuado y actuar con precaución;

El tercer y último tramo de la caminata lleva a los excursionistas a través del Valle Grey, pasando por el impresionante Glaciar Grey y las aguas turquesas del lago Pehoé. Esta etapa se considera la más fácil de las tres, con un terreno mayormente plano y vistas impresionantes en cada lugar.

Además de la famosa W, el Parque Nacional Torres del Paine ofrece varias otras rutas impresionantes para trekking. Estas caminatas varían en duración y dificultad, y cada una ofrece vistas únicas de los impresionantes paisajes del parque.

Una de los trekkings más populares es el Circuito O, que toma aproximadamente entre 8 y 10 días en completarse. Esta caminata cubre la misma área que la W, pero continúa hasta completar un circuito completo del Macizo Paine. El Circuito O incluye a la W y a varios otros senderos que nos llevan a través de valles remotos y glaciares, y regala impresionantes vistas del Campo de Hielo Patagónico Sur. Este trekking es ideal para aquellos que buscan una experiencia más larga y desafiante en el parque.

Para aquellos que buscan algo más corto, el trekking Mirador Base Torres es una excelente opción. Esta caminata toma aproximadamente 8 horas para completar el viaje de ida y vuelta y nos lleva a un mirador con vista a las icónicas Torres del Paine. El sendero comienza en el Hotel Las Torres y conduce a través de un hermoso bosque y sobre un desafiante campo rocoso antes de llegar al mirador.

Otra gran caminata es la del Valle Francés, que toma entre 7-8 horas para completar el viaje de ida y vuelta. Esta caminata nos conduce a través del valle a lo largo de las hermosas aguas azules del río Francés y nos regala las impresionantes imágenes del glaciar colgante y los picos circundantes. Este recorrido es moderadamente desafiante, pero vale la pena el esfuerzo por el increíble paisaje.

Finalmente, la del Pingo es una caminata corta y fácil que toma aproximadamente 2-3 horas para completar el viaje de ida y vuelta. Este sendero conduce a un mirador con vista al impresionante Glaciar Pingo, que es uno de los pocos glaciares en el parque que aún está creciendo. El camino es relativamente plano y fácil, lo que lo convierte en una excelente opción para aquellos que buscan un recorrido más corto.

Si buscas algo aún menos agotador, una opción es el Trekking a la Cueva del Milodón, que te llevará a explorar una cueva habitada por el milodón, un perezoso prehistórico gigante;
La caminata a la cueva es de solo unos 2,5 kilómetros (1,5 millas) y tarda aproximadamente una hora en completarse. A lo largo del camino, disfrutarás de impresionantes vistas del paisaje único del parque, incluyendo el macizo del Paine y el lago Sarmiento;

Trekking the Torres del Paine in Winter

Otra opción es explorar el rico patrimonio cultural del parque haciendo una caminata para ver las pinturas rupestres dejadas por los aborígenes Aonikenk que alguna vez vivieron en el área. Estas pinturas, que datan de hace más de 6.000 años, representan la vida cotidiana de los grupos indígenas que habitaban la región antes de la llegada de los españoles. La caminata hacia las pinturas rupestres es relativamente corta, con una distancia de alrededor de 2 kilómetros (1,2 millas). Es una excelente manera de aprender sobre la historia del parque y ver un arte verdaderamente único y fascinante.

Independientemente del trekking que elijan, asegúrense de estar bien preparados con la ropa y el equipo adecuados, y siempre vayan monitoreando el pronóstico del tiempo antes de emprender cualquier caminata. Cada caminata ofrece sus propios desafíos y recompensas, y todas nos van a regalar una experiencia inolvidable de la belleza natural del Parque Nacional Torres del Paine.

Otras actividades fascinantes

Al visitar Torres del Paine en invierno, hay muchas otras actividades para hacer además de los trekkings. El parque está repleto de vida silvestre y es la temporada perfecta para observar algunas de las especies más elusivas, como el puma. Estas son algunas de las cosas que recomiendo de todas maneras:

Avistamiento de fauna:

En invierno, muchos de los animales del parque son más fáciles de observar, ya que se congregan en altitudes más bajas para buscar comida; El animal más buscado en el parque es el puma, y si tienes suerte, podrías llegar a ver uno. La mejor manera de ver a estas magníficas criaturas es realizando una visita guiada, ya que los guías conocen los hábitos del puma y pueden ayudar a encontrarlos. Otros animales a tener en cuenta son el cóndor andino, los guanacos, los zorros, los ñandúes e incluso los quirquinchos.

Fotografía:

Los impresionantes paisajes de Torres del Paine lo convierten en un paraíso para los fotógrafos; En invierno, las montañas cubiertas de nieve, los lagos congelados y los árboles cubiertos de escarcha ofrecen paisajes únicos y mágicos para capturar. La fotografía de vida silvestre también es una excelente opción, ya que hay muchos animales para fotografiar y el paisaje invernal agrega ese toque especial a las imágenes.

Navegación y kayak:

Navegar por los cursos de agua del parque es otra emocionante actividad para hacer en invierno; La navegación por el Glaciar Grey los lleva por los fiordos de los Campos de Hielo Sur, ofreciendo una perspectiva única del parque. El paseo en embarcación conduce a través del lago Grey y nos acerca al glaciar, donde podemos maravillarnos con las paredes de hielo azul y el constante desprendimiento de icebergs. Y si te consideras una persona activa, pruebanavegar en kayak entre glaciares y fiordos como si fueras un explorador de esos de antes o un nativo patagónico.

Paseos a caballo:

Andar a caballo es una actividad clásica en Torres del Paine, y es una excelente manera de explorar la belleza natural del parque; En invierno, cabalgar hasta la base de las Torres es un trekking desafiante, pero al mismo tiempo gratificante que lleva a través de impresionantes valles y paisajes nevados.

Experiencias culturales:

Torres del Paine fue el hogar de varias comunidades indígenas, y visitar las antiguas pinturas rupestres dejadas por el pueblo tehuelche (aonikenk), que habitó la zona durante miles de años, o una estancia cercana,esas típicas instalaciones ganaderas patagónicas en funcionamiento, donde podrás conocer las tradiciones agrícolas de la región;

Flora y fauna:

La flora y la fauna del parque son algunas de las más diversas del mundo, y el invierno es un buen momento para explorarlas; El parque alberga más de 100 especies de aves, incluido el cóndor andino, el ave más grande de América del Sur. También pueden explorar los bosques del parque, hogar de varias especies de árboles, entre ellos la lenga y el coigüe. La lenga es un árbol de hoja caduca que en otoño se tiñe de un rojo vivo, aportando un hermoso toque de color al paisaje.

Patagonian Pumas

En resumen… Como el inquieto viajero que soy, puedo decir con seguridad que visitar el Parque Nacional Torres del Paine en invierno es una de las mejores decisiones que he tomado; No solo es una oportunidad de experimentar el parque de una manera única, sino que también hay varias cosas buenas que lo convierten en un excelente momento para visitarlo.

Aquí están mis 10 razones principales por las que venir a Torres del Paine en invierno es tan bueno:

    1. Menos turistas:

    2. Una de las ventajas más significativas de visitar Torres del Paine en invierno es que hay menos turistas; Esto significa senderos y miradores menos concurridos, lo que facilita disfrutar de la belleza natural y la vida silvestre del parque sin distracciones.
    3. Precios más bajos:

    4. Otra gran ventaja de visitar Torres del Paine en invierno es que los precios de los hoteles y los tickets aéreos suelen ser más bajos que durante la temporada alta; Esto significa que podemos disfrutar de las mismas experiencias increíbles por una fracción del costo.
    5. Paisajes invernales únicos:

    6. El invierno en Torres del Paine produce paisajes impresionantes que son diferentes de cualquier otra época del año. Las montañas cubiertas de nieve, los lagos congelados y las cascadas convertidas en hielo crean un paraíso invernal que es verdaderamente mágico… y sin esos vientos patagónicos, que realmente pueden ser demasiado intensos.
    7. Deportes de invierno:

    8. Torres del Paine no es sólo para hacer trekking en invierno; También puedes disfrutar de deportes de invierno como caminatas con raquetas de nieve y ski cross country. Estas actividades son una excelente manera de explorar los paisajes invernales del parque mientras hacemos algo de ejercicio.
    9. Avistamientos de fauna:

    10. En invierno, la fauna de Torres del Paine es más activa y visible; Tendremos más posibilidades de ver pumas, guanacos y otros animales. Los guías del parque son expertos en observación de la vida silvestre, por lo que pueden estar seguro de tener una experiencia inolvidable.
    11. Fotografía:

    12. Los paisajes invernales de Torres del Paine son perfectos para la fotografía; La tenue luz invernal y la nieve crean una atmósfera hermosa y única, ideal para tomar fotos asombrosas.
    13. Navegación:

    14. Los fríos lagos de Torres del Paine permiten navegar por las aguas del parque en barco o kayak; Esta es una forma única de experimentar los paisajes y la vida silvestre del parque mientras disfrutamos de un relajante viaje navegando.
    15. Observación de estrellas:

    16. Los cielos despejados de Torres del Paine en invierno ofrecen la oportunidad perfecta para contemplar las estrellas; La inexistencia de contaminación lumínica permite ver la Vía Láctea y otras constelaciones en todo su esplendor.
    17. Experiencias culturales:

    18. Torres del Paine no es solo una maravilla natural, sino que también es rica en cultura; Puedes visitar las pinturas rupestres del pueblo indígena Aonikenk y aprender sobre su forma de vida y tradiciones.
    19. En resumen, visitar Torres del Paine en invierno Paz y tranquilidad:

    20. Una de las mejores cosas de visitar Torres del Paine en invierno es la paz y tranquilidad que encontrarás; El parque es un lugar de serenidad y, en los meses de invierno, se convierte aún más en un refugio contra el estrés de la vida cotidiana.

Espero que esta guía del Parque Nacional Torres del Paine en invierno les haya resultado útil e inspiradora. Como fundador de KMS Travel, soy un verdadero apasionado de este hermoso país y sus increíbles paisajes.

Quiero agradecerles por tomarse el tiempo de leer este blog y por considerar a Torres del Paine como su próximo destino de aventura. Realmente es un momento increíble visitar este impresionante parque en los meses de invierno.

Pero Chile es mucho más que las Torres del Paine. Es un país lleno de contrastes y sorpresas que pueden disfrutar durante todo el año. Desde el Desierto de Atacama en el norte hasta Isla de Pascua – Rapa Nui y los glaciares en el sur, Chile lo tiene todo. No pierdan la oportunidad de explorar las vibrantes ciudades, los viñedos de clase mundial y las impresionantes maravillas naturales de este increíble país.

¡Buen viaje y nos vemos en Chile!

Atentamente,
Pablo Banfi
Fundador de KMS Travel

Te podria interesar...

COTIZAR EXPERIENCIA

¿Cuándo quieres viajar?
Tus datos
CAST YOUR LINES NOW!